Search
  • bonum

4 Tips para determinar objetivos y establecer prioridades para lograrlos en el trabajo




Establecer prioridades en el trabajo es indispensable para poder cumplir tus objetivos. Pensando en eso, hemos agrupado cuatro tips que te ayudarán a ocuparte de lo importante y a multiplicar tu productividad.

Identifica las tareas breves y las importantes

Este primer tip lo debes aplicar cuando termine tu jornada laboral. Básicamente se trata deestablecer prioridades para el día siguiente en una lista flexible. De esa forma te asegurarás de hacer lo verdaderamente importante.

En la lista deberán ir solo cinco tareas. Esta cifra, aunque pequeña, te permitirá priorizarlas y enfocarte en ellas. Cada una debe poseer el rango máximo de relevancia. Paralelamente puedes realizar otras cinco, siempre que te tomen menos de diez minutos.

Esa combinación te permitirá hacer las cosas más triviales sin estorbar las importantes. Asegúrate de convertir esto en un hábito diario, y se incrementará tu productividad.

Aparta un tiempo intocable en tu agenda

En el día a día laboral se suelen presentar muchas interrupciones. Por lo tanto, sería difícil tener todo el tiempo para tus objetivos. No obstante, lo que sí puedes hacer es reservar una parte para ellos.

Un tiempo recomendable son dos horas. Este lapso puede ser suficiente para que ejecutes todas tus tareas. La condición indispensable es que no permitas que nada interfiera con ellas.

En otras palabras, debes descartar cualquier reunión u otra actividad que pueda surgir. Tu único fin es encargarte de tus objetivos en esas dos horas, y así establecer prioridades correctamente.

Establece intervalos para tus tareas

Para cada tarea deberás establecer un intervalo breve pero que te pueda resultar productivo. Por ejemplo, veinte minutos. Durante ese tiempo te debes dedicar a una tarea sin distraerte ni descansar.

Al cabo de ese lapso puedes descansar unos cinco minutos. Y si aún no has terminado la tarea, sencillamente repite el proceso.

Divide tus tareas

Por supuesto que debes de tener muchas tareas que hacer. Sin embargo, no todas poseen igual relevancia e importancia. En consecuencia, agrúpalas de este modo:

· Importantes y urgentes. Aquí irán las tareas más importantes de todos. No deberán ser muchas.

· Importantes y no tan urgentes. Este segundo grupo agrupa las tareas que puedes retrasar un poco.

· Importantes sin urgencia. Estas tareas puedes realizarlas tú o algún subordinado tuyo.

· Urgentes y no importantes. A estas últimas les puedes dedicar un día a la semana.


58 views0 comments