Search
  • bonum

El agotamiento en el trabajo | ¿Qué es? ¿Cómo lo identifico? ¿Qué puedo hacer para sobrellevarlo?



El agotamiento laboral es un mal muy serio que merece toda la atención necesaria. En esta oportunidad compartimos informacion para que sepas reconocerlo y combatirlo eficazmente.


¿En qué consiste el agotamiento en el trabajo?

Se define el agotamiento laboral como un estado de cansancio en el que intervienen diversos factores del trabajo. Los expertos lo consideran una clase muy particular de estrés que puede suceder tanto a nivel emocional como en el físico.


¿Cómo detectar el agotamiento laboral?

La detección del agotamiento laboral se ha facilitado bastante gracias al seguimiento que se ha hecho del problema. En la actualidad se reconoce cuatro síntomas como señales inequívocas de su presencia:


Desmotivación

La desmotivación, de acuerdo con los estudios más recientes, es el síntoma que caracteriza mejor este mal. Cuando un trabajador experimenta agotamiento laboral decae en buena medida. Si hasta entonces ha tenido una actitud positiva, pasará a vivir sin energías.

A la par con eso, los objetivos que se ha planteado cumplir pierden toda importancia. Por ende, ya no le interesa esforzarse. El tiempo de cada jornada laboral se vuelve insufrible y eterno, llegando a desear no asistir más.


Ánimo irregular

Otro síntoma que ataca en lo emocional es una irregularidad en el ánimo. Si te agotas laboralmente empezarás a sentirte irritable. Cualquier comentario, hasta el más sencillo e inofensivo, podría ponerte de mal humor.

En algunos casos este ánimo tan cambiante se transforma en una actitud sarcástica perpetua. La persona permanece a la defensiva. Y muestra la mayor indiferencia respecto a quienes la rodean, pudiendo reaccionar agresivamente.


Dolores físicos

Ya en lo físico, el síntoma primordial es la aparición repentina de dolores musculares o articulares. Pueden ir desde una molestia en los brazos hasta dificultades para flexionar cualquier parte del cuerpo.

El malestar podría ir mucho más lejos. Por ejemplo, se sabe de casos en los que el individuo ha sufrido problemas cardiovasculares y gastrointestinales. También se ha visto mareos e incluso afecciones en la piel.



¿Cómo sobrellevar el agotamiento laboral?

Si has descubierto que padeces los síntomas que ya explicamos, no te alarmes. El agotamiento laboral, aunque muy complicado, puede ser combatido haciendo varias cosas:


Duerme más

El sueño es una herramienta restauradora. En ese sentido, ha demostrado tener una gran capacidad para restablecer la salud de los trabajadores. Una buena rutina de descanso puede ir mermando los estragos del agotamiento laboral.


Aplica la atención plena

Por “atención plena” se entiende el acto de concentrarse en todo lo que se siente y percibe en un momento determinado. Es decir, aquello que experimentas mientras estás ejecutando alguna tarea en tu trabajo. Paralelamente debes centrarte en el flujo de tu respiración.

La atención plena te permite enfrentarte a las situaciones laborales con paciencia. Al respirar de la manera correcta viaja mejor el oxígeno a tu cerebro. Con eso lograrás ser más objetivo y dominar el pánico, la paranoia y el estrés.


Prueba actividades relajantes

Las actividades relajantes pueden ser la solución a todo el cansancio laboral que estés acumulando. Una opción recomendada es la meditación. Esta práctica puede servirte para liberar tus cargas, despejando tu mente de todos los conflictos.


Pide ayuda

Si sientes que el agotamiento en el trabajo es ya excesivo, no dudes en buscar apoyo. Puedes hablar con tu jefe o supervisor y plantearle tu situación. Quizás entre los dos puedan regular los objetivos asignados a ti y con ello reducir el estrés.



¿De qué modo puedo evitar este problema?

No hay que esperar a que el agotamiento laboral te afecte para empezar a actuar. Puedes prevenirlo de antemano y evitarte este gran problema. He aquí tres consejos infalibles:


· Divide tus metas. No te enfoques en conquistar metas enormes. Mejor divídelas en pequeños objetivos, y de esa forma el peso será menor.


· Come bien y ejercítate. La buena alimentación contribuye a un estado físico y mental sano. Lo mismo pasa con el ejercicio. Si haces de ambas cosas una rutina constante, tus defensas estarán preparadas contra el agotamiento laboral.


· Organiza mejor tu tiempo. En tu agenda tiene que haber espacio para otras actividades. No puedes ocupar tu tiempo únicamente para el trabajo. Busca pequeños ratos para pasear, leer e incluso relacionarte con tus compañeros.


53 views0 comments